3 consejos para conservar bien el alimento de nuestras mascotas

3 consejos para conservar bien el alimento de nuestras mascotas

Para mantener su salud, nuestras mascotas necesitan ingerir un alimento equilibrado y de calidad. La conservación de dicho alimento debe ser una prioridad para el propietario, atendiendo a detalles como la fecha de caducidad o la forma de almacenamiento para evitar la degradación de sus cualidades.

conservar bien el alimento para perros

Al igual que las personas, nuestras mascotas necesitan de una alimentación completa y equilibrada para mantener su estado de salud a un nivel óptimo. Por ello, es importante prestar atención no solo a lo que se les da de comer, sino también a cómo almacenamos ese alimento seco para nuestros animales de compañía. Una exposición al calor o a la humedad pueden deteriorar sus cualidades y suponer un daño para la salud de nuestro mejor amigo.

La manera de guardar los alimentos es muy importante ya que, cuanto más adecuado sea el recipiente donde lo almacenamos, mejor conservará los nutrientes y sus cualidades y, por lo tanto, mayor duración tendrá. La exposición del alimento a la oxidación y a la acción de la luz, la humedad, la temperatura y el aire provoca una degradación de las características del alimento.

Dedicar un momento a seguir estas recomendaciones nos puede a conservar el alimento en las mejores condiciones posible a la vez que va a suponer un ahorro de dinero.

1. No acumular gran cantidad de comida

Todos estamos tentados de comprar grandes paquetes de alimento para perros. Cuando tenemos un animal de gran tamaño, como un Gran Danés, la compra de megasacos de pienso puede ser un acierto. Sin embargo, si nuestro animal es más pequeño estaremos cometiendo un gran error. La razón es que, como ya hemos mencionado, la calidad del alimento disminuye. Por lo tanto lo ideal sería que se almacenase comida únicamente para unas dos semanas o, como mucho, un mes.

2. Revisar la fecha de caducidad

Todos los productos alimenticios son perecederos, eso incluye la comida para animales. Cuando compramos alimento seco para nuestra mascota tendemos a acumular más de un saco para evitar tener que acudir a comprar cada pocas semanas o ahorrar algo de dinero por ofertas en la compra de varios envases. Hay que tener en cuenta que aunque estos alimentos estén cerrados sus condiciones varían con el tiempo y se reduce su calidad, por lo que es recomendable mantener sólo lo imprescindible para un período de tiempo corto.

3. Atentos al almacenamiento

Los envases en los que vienen contenidos los piensos suelen estar diseñados para que el alimento conserve sus propiedades el máximo tiempo posible. Para ello están provistos de cierres zip que mantienen la bolsa sin entrada de aire. En el caso de que no tengan este tipo de cierre sería recomendable envasarlo en un recipiente hermético de plástico, metal o vidrio donde se conservan de forma más adecuada las cualidades del alimento.

En cuanto al almacenamiento lo ideal es ubicar la comida en un lugar fresco y seco y, a ser posible, oscuro para evitar que una excesiva humedad o la proliferación de moho hagan que se deterioren sus características nutricionales u organolépticas. Debemos evitar siempre la exposición a la humedad y a la insolación directa, así como almacenar la comida en zonas bajas o exteriores donde pueden ser alcanzadas por insectos o roedores.

En el caso de utilizar alimento húmedo para alimentar a nuestra mascota, debemos ser conscientes de que cuando están cerradas sus cualidades se mantienen debido al envasado al vacío. Por tanto, cuando se abren deben taparse con film o pasarlo a un recipiente hermético y conservarlo en la nevera para evitar que se reseque. Además, se debe consumir en un periodo de dos o tres días como máximo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *