Los gatos no siempre caen parados

Si bien es verdad que los felinos tienen la habilidad de recolocar su cuerpo durante una caída, lo cierto es que no siempre logran salir ilesos. Su instinto cazador los puede llevar a saltar persiguiendo un pájaro, lo que podría resultar en fracturas, golpes severos en la boca y el tórax, y hasta la muerte. Por lo tanto, lo mejor que podés hacer por el ronronero de la casa es cuidar que ventanas y balcones tengan cerramientos y estén en condiciones, es decir, que no haya lugares por los que pueda caerse o escaparse.

 

shutterstock_400703926

Si te interesó este artículo, también te van a gustar estos

Los Comentarios estan cerrados.