Fobia a las tormentas

Mal de muchos, consuelo de nadie.

 

Cuando hablamos de fobias, nos referimos a ciertas conductas de nuestras mascotas que resultan exageradas para el estímulo real recibido, técnicamente llamadas “respuestas no adaptativas” como miedo o ansiedad.

 

Las fobias a las tormentas, por ejemplo, pueden manifestarse  levemente a través de caminatas incesantes, temblores e incluso babeos. Y en casos extremos, son capaces de poner en riesgo la vida del animal. Esta conducta puede que empeore con el paso del tiempo.

 

La causa de esta reacción tiene una explicación técnica; cuando un animal se asusta libera una sustancia (epinefrina) a nivel del sistema nervioso  que desencadena una respuesta de lucha o huida.

 

Entre los signos más característicos podemos encontrar:

-Hipervigilancia, huida o agresión.

-Temblores.

-Pupilas dilatadas.

-Taquicardia.

-Aumento de la frecuencia respiratoria.

-Inapetencia y/o problemas gastrointestinales.

 

Estos signos se producen sobretodo en perros, mientras que en gatos pueden ser más leves y pasar desapercibidos por los dueños.

 

2680789264_d9a4e757f7_z

 

Manejo y Tratamiento:

Es conveniente cerrar las ventanas y persianas para evitar que se vean los relámpagos. Otra buena opción puede ser generar ruidos en la casa que opaquen el sonido de los truenos.

 

Además, enriquecer el ambiente con juguetes adecuados logra distraer la atención de nuestros pequeños amigos.

 

Una opción preventiva es grabar el sonido de una tormenta y pasarlo varias veces al día mientras se realiza una actividad placentera con el objeto de desensibilizar al animal.

 

Es importante tener en cuenta que castigar al animal en caso de que entre en pánico no es una buena solución. Tampoco acariciarlo en ese momento, sí cuando logre calmarse.

 

Si se esconde para refugiarse, no hay que obligarlo a salir. Se debe actuar normalmente, mostrarse tranquilo, y es probable que así el animal salga de su escondite al ver que no hay peligro.

 

Recuerde siempre que el uso de medicamentos será indicado exclusivamente por un médico veterinario. En estas ocasiones suelen utilizarse feromonas, pero es importante que lo consulte con el especialista antes de tomar la decisión. Muchas veces es necesario realizar, además de un examen clínico, pruebas complementarias para determinar que tratamiento recomendar

 

 

Fuente: Clínica de animales de compañía. Comportamiento de perros y gatos  Horwitz Neilson

Fuente Imagen: https://www.flickr.com/photos/sgoralnick/2680789264

Si te interesó este artículo, también te van a gustar estos

Etiquetas: , , , ,

Los Comentarios estan cerrados.