Tips de seguridad para nadar con tu perro

Natacion

Durante las vacaciones solemos pasar más tiempo con nuestros perros y compartimos todas nuestras actividades con ellos, una de ellas puede ser ir a la playa y nadar con él o compartir la pileta y zambullirse al agua. Pero hay que tener cuidado y tomar ciertos recaudos.

 

Por ello te dejamos nuestras recomendaciones de seguridad en natación para tu perro:

Es importante que nuestro perro nunca tenga acceso al agua, sin nuestra supervisión. También es importante que sea obediente, para que responda a nuestras ordenes y mantenerlo en un área segura.

 

Si tenemos un cachorro, es el momento ideal para enseñarle que ingrese al agua ante una determinada orden, para asegurarnos que nunca ingresará solo en el agua, sino sólo ante esa llamada nuestra y aconsejamos entregar un “premio” cuando cumple la consigna.

Si nunca antes hemos visto a nuestro perro andar, no debemos empujarlo al agua ya que no todos los perros saben nadar. Si fuera así, es probable que se asusten mucho y no quieran ingresa al agua de allí en más.

 

Algunos perros poseen membranas interdigitales, como por ejemplo los labradores, que les facilitan su desplazamiento en el agua pero hay otras razas como los bulldogs, pugs y basset hounds, que no tienen la conformación del cuerpo para que sean nadadores naturales, y pueden necesitar que se les enseñe a nadar.

 

Si estamos en una pileta en la que pueda salir por sus propios medios, lo ideal es enseñarle qué hacer, como por ejemplo, ubicar escalones si los hubiera.

Si  estamos en un río, antes de permitir su ingreso, debemos estar atentos a que no existan corrientes o remolinos.

En el caso del mar, debemos vigilar las mareas y las hondonadas, debemos seleccionar un lugar bien tranquilo.

 

En cualquier caso, debemos dejar que el perro se ubique en un lugar del cual siempre pueda salir fácilmente, eso le dará confianza en el agua sin mayores riesgos.

 

También debemos verificar que nuestro perro no padezca de hipotermia luego de estar un tiempo dentro del agua.

Aquellos animales muy grandes o muy pequeños en cuanto a su edad son más susceptibles a padecer accidentes, tenemos que limitar el acceso de los mismos a estos lugares.

 

Una medida preventiva muy recomendada, es que nuestro perro tenga un chaleco salvavidas adecuado a su tamaño y ajustado correctamente.  Si se viaja en barco durante la noche, existen luces intermitentes que se adhieren al chaleco salvavidas para poder visualizarlo aún en la oscuridad, en caso de caídas.

 

Siempre es recomendable consultar con nuestro Médico Veterinario de confianza, que nuestro mejor amigo está en un buen estado físico, sin riesgo cardiovascular o respiratorio.

Por ultimo, no olvidemos colocar su medalla de identificación con el número de teléfono de contacto, indicando el prefijo de la ciudad, por si se extravía.

 

¿Disfrutás del agua junto a tu perro?¡Contanos tu experiencia!

Si te interesó este artículo, también te van a gustar estos

Etiquetas: , , , , ,

Los Comentarios estan cerrados.