Enfermedades transmitidas por garrapatas

Ehrlichiosis Canina

Las garrapatas son parásitos externos que una vez que se ubica en el hospedador, provoca lesiones locales como inflamación, reacciones alérgicas y a veces abscesos y lesiones generales como anemias que en algunos casos pueden llevar a la muerte. No obstante eso, lo más grave aún, es que pueden ser vectores de enfermedades graves, algunas zoonóticas, es decir que pueden trasmitirse al hombre.

 

La Ehrlichiosis Canina es causada por lo que se denomina “rickettsia”, que en la escala evolutiva está entre las bacterias y los virus.  Hay múltiples cepas de Ehrlichia, afectando las diferentes especies de animales y algunos también afectan a las personas.

También es conocida como Ricketsiosis Canina, Fiebre Hemorrágica Canina, Enfermedad del Perro Rastreador, Tifus de la Garrapata Canina, Desorden Hemorrágico de Nairobi y Pancitopenia Tropical Canina.

 

La enfermedad es transmitida por la picadura de la garrapata marrón del género Rhipicephalus sanguineus infectada con Ehrlichisis canis, al alimentarse al menos por 24-48 horas en el animal.

 

Es importante considerar que la presencia de las garrapatas es mayor en épocas húmedas y calurosas, principalmente al final de la primavera, en verano y al principio del otoño. Es habitual que este parásito se encuentre en  parques y lugares con hierbas altas.  Una vez que se ubican en el hospedador, se desplazan  hacia las  zonas del cuerpo  con menos cantidad de pelo (abdomen, cara, orejas, etc.) donde liberan una sustancia que les permite unirse fuertemente a la piel, para comenzar a succionar la sangre del animal.

 

Signos y síntomas:

  • Fase aguda: Los signos pueden aparecer de 1 a 3 semanas post-infección. El animal puede presentar decaimiento, anorexia (disminución o pérdida del apetito), fiebre, aumento del tamaño de ganglios linfáticos, vómitos, dificultad para respirar y eventualmente pérdida de peso. Los perros pueden presentar tendencia al sangrado como petequias en piel, sangrado nasal, etc. En algunos pacientes se evidencian además signos oculares.
  • Fase sub-clínica: El animal no presenta signos, salvo una anemia. Esta fase puede durar hasta cinco años y el perro o bien elimina Ehrlichia del cuerpo o la infección puede progresar a la fase crónica.
  • Fase crónica: Esta fase se manifiesta con debilidad, depresión, anorexia, pérdida crónica de peso, palidez de mucosas y fiebre. Puede aparecer edema en miembros posteriores y escroto, inflamación de los ojos, artritis, insuficiencia renal. También pueden encontrarse petequias y sangrado nasal.  Los signos neurológicos que ocasionalmente se  presentan  obedecen al sangrado de los vasos sanguíneos que rodean las meninges.

 

Diagnóstico:
El mismo se realiza por el examen clínico y por análisis de sangre, en el cual se detectan valores anormales en el número de glóbulos rojos, blancos y plaquetas.  En el frotis sanguíneo (extendido de sangre del animal), puede observarse Erlichia dentro de los glóbulos blancos. También se pueden realizar otras pruebas como detección de anticuerpos en sangre o del propio antígeno (Erlichia).

 

Tratamiento:
Requiere  de un estricto control y seguimiento del Médico Veterinario.  Frecuentemente además de la fluidoterapia y fármacos específicos, es necesario realizar una transfusión sanguínea.

 

Pronóstico:
El mismo variará de acuerdo a la fase en que llegue a la consulta veterinaria.  El pronóstico será bueno en los casos en que el animal llegue en la fase aguda, siendo correctamente diagnosticado y medicado.
Cuando llegan a la consulta durante la fase crónica el pronóstico es reservado. Los ovejeros Alemanes, Doberman y Pinschers tienden a tener una forma crónica más grave de la enfermedad.
La enfermedad no deja protección por lo que un paciente curado de Ehrlichiosis puede volver a infectarse.

 

Prevención
Es fundamental el control de garrapatas, el cual debe realizarse sobre el animal  y en el ambiente.
Para aplicar sobre el animal hay muchos métodos incluyendo baños, aerosoles, pipetas y collares.
Si  se encuentran garrapatas en el animal, es necesario retirarlas lo más rápido posible, pero nunca debemos arrancarlas cuando están vivas porque las piezas bucales con las que succionan la sangre permanecen en el interior de la piel pudiendo provocar lesiones locales.
Para el ambiente existen  líquidos y aerosoles. Además es muy aconsejable mantener el césped  corto.

 

Erlichiosis en el hombre:
Es fundamental, recordar que las personas no se infectan directamente de un perro, sino a través de una picadura de garrapata.
Síntomas comunes: fiebre, escalofríos, dolor de cabeza y dolores musculares.
Si sufrió la picadura de una garrapata y comenzó a presentar algunos de estos síntomas consultar al Médico, para diagnóstico y eventual tratamiento.

 

Consulte siempre con su Médico Veterinarios de confianza

 

Fuentes:
http://www.geosalud.com
http://www.veterinario-vetersalud.com
http://www.foyel.com

Si te interesó este artículo, también te van a gustar estos

Etiquetas: , , , ,

Los Comentarios estan cerrados.