Miedo a ruidos fuertes: pirotecnia

Miedo a ruidos fuertes: pirotecnia
Se acercan las fiestas y, como todos los años, empieza nuestra preocupación porque nuestra mascota sufre con los fuertes sonidos de la pirotecnia. Por eso, es imprescindible informarnos sobre el modo en que puede afectarse la conducta de nuestra mascota y si su comportamiento es el normal en estas situaciones de stress.
 
El miedo es una emoción normal que protege al animal del peligro. Cuando este es leve o moderado y responde a ruidos fuertes e inesperados o a luces destellantes, puede ser una respuesta adaptativa. Entonces, un animal con una conducta normal debería acostumbrarse rápidamente a la pirotecnia y recuperar enseguida la tranquilidad si no hay ningún evento desafortunado en asociación con éstos.
 
En cambio, la fobia a los fuegos artificiales o la pirotecnia es un tipo específico de fobia a los ruidos. La reacción de miedo ante estas demostraciones, se origina generalmente en los ruidos fuertes y poco usuales que generan. Sin embargo, el animal puede asociar otros aspectos de la experiencia, como las luces destellantes o el humo, con el ruido. Así, estos otros factores van disparar la respuesta independientemente del sonido. Un animal que le teme a los sonidos de los fuegos artificiales o pirotecnia, puede demostrar desde una leve ansiedad hasta un estado de ansiedad profunda o manía.
 
¿Cuáles son los signos que puede mostrar nuestra mascota ante estos ruidos?
Taquicardia, huida, intento de esconderse, salivación, vómitos, diarrea, temblores del cuerpo, aullidos, ladridos, llantos, movimientos de un lado a otro o paralización, ocultamiento, vigilancia aumentada.
 
Todos estos signos pueden afectar el bienestar de nuestro amigo peludo y, claro, también el nuestro al observar el comportamiento de nuestro perro o gato.
 
El anochecer puede disparar una respuesta ansiosa, porque generalmente es el momento en que comienzan los fuegos artificiales.
 
¿Cómo actuar ante una mascota temerosa de pirotecnia o fuegos artificiales?
– En situaciones que los fuegos artificiales son predecibles, sacar a la mascota del lugar mientras dure el evento.
– Facilitarle un lugar aislado de los ruidos para que pueda refugiarse y de esta manera pueda estar más tranquila y en un lugar conocido por ella.
– Crear ruidos de fondo para enmascarar los estallidos: puede ser música, la televisión o la charla de los demás integrantes de la familia.
– No dejar a una mascota ansiosa sola durante un evento esperado de fuegos artificiales.
– No usar jaulas, a menos que el animal se sienta cómodo en ellas, porque podría intentar escapar por todos los medios llegando a destruir el lugar y quizás lastimandose. Además podríamos estar sumándole otro factor estresante como es el sentirse encerrado.
 
¿Cómo se puede prevenir?
Evitando el uso de pirotecnia. Y si no podemos evitar estos ruidos, podemos consultar al Médico Veterinario sobre alguna medicación que esté indicada para estos casos.
 
Fuente: ” Comportamiento de perros y gatos”, Debra Horwitz-Jacqueline Neilson

Si te interesó este artículo, también te van a gustar estos

Etiquetas: , ,

Los Comentarios estan cerrados.