Depresión estacional en el perro

  Depresión estacional en el perro
Nuestra falta de atención puede influir en el ánimo de nuestro fiel amigo de cuatro patas y aún más si es nuestro gran consentido. Por eso, no dejés de conocer de qué se trata la depresión estacional y más en esta época del año llena de preocupaciones que tanto tiempo nos consumen como los cierres de etapas, las vacaciones, el colegio de los más chicos, etc.
 
Cuando estamos pasando por situaciones muy vertiginosas, solemos perder la capacidad de observación y no logramos reparar en los cambios de comportamiento que puede manifestar nuestro gran amigo. Pero es en realidad cuando más atentos debemos estar, porque con el paso del tiempo y la domesticación se han acostumbrado más a interactuar con nosotros que con otros perros.
 
Y en consecuencia, cuando pasamos por momentos en los que no podemos estar muy presentes en sus vidas, ellos pueden llegar a sufrir una depresión estacional. Generalmente, se produce cuando nos ausentamos, por ejemplo durante las vacaciones, si no podemos llevarlos y los dejamos a cargo de un familiar, amigo o pensionado canino. En algunos casos, dejan de comer y permanecen muchas horas durmiendo, como reflejo de un estado de ánimo depresivo.
 
De prolongarse este estado, es importante realizar una consulta con su veterinario para evitar que nuestro gran amigo ingrese en una anorexia que afecte su salud.
 
Un cuadro similar puede producirse cuando regresamos de vacaciones, al volver a nuestra rutina habitual. Luego de haber compartidos mucho tiempo juntos, ellos nos van a extrañar más que de costumbre. Entonces, los primeros días pueden estar tristes o padecer una depresión transitoria. Tenemos que estar atentos a la conducta que vayan desarrollando y actuar en consecuencia ante cambios muy pronunciados.
 
Otras causas posibles de depresión pueden atribuirse a desequilibrios hormonales. Y para determinar si es así, tenemos que acudir a nuestro veterinario de confianza.
 
Si se prolonga en el tiempo, existe la posibilidad de que nuestro perro ingrese a un estado depresivo crónico. En ese estado, tendrá regresiones en su comportamiento. Esto es más común en animales de más de 7 años de edad.
 
Estemos atentos a las señales y proporcionemos a nuestros perros el amor y el tiempo de calidad junto a ellos que merecen.
 
Fuente:
Consumer

Si te interesó este artículo, también te van a gustar estos

Etiquetas: , ,

Los Comentarios estan cerrados.