Preñez y gestación canina

Preñéz y gestación canina
Si ya charlaste con tu veterinario de confianza y decidiste no castrar a tu perra, seguramente quieras que en algún momento ella sea mamá. Esta no es una decisión para tomar a la ligera, debemos tener en cuenta algunos factores y contemplar que no es un proceso sencillo, tanto para ella como para nosotros.
 
Por eso, para que puedan decidir y atravesar juntos ese hermoso momento de la mejor manera, te dejamos algunos consejos.
 
Antes de dar servicio a una perra es importante:
– Llevarla a realizar un control veterinario para que el profesional evalúe su estado de salud y verifique que esté correctamente desparasitada y que tenga las vacunas al día.
– Es recomendable que no quede preñada en el primer ciclo, porque podría generarle trastornos fisiológicos.
– Cuidar que tenga un descanso adecuado entre partos, para que la perrita pueda recuperar su estado físico.
 
¿Cómo es la gestación canina?
En el caso de las perras, la gestación dura entre 60 y 65 días. Es muy importante que registremos los días en que reciba servicio, para poder estar atentos a los cambios físicos y de comportamiento que puedan llegar a ocurrir.
 
Como una misma hembra puede aceptar a más de un macho en distintos momentos, puede tener camadas de perritos de distintos padres.
 
El abultamiento del vientre y la hinchazón de las mamas en las hembras gestantes pueden ser evidentes a partir de los treinta o cuarenta días. Y su comportamiento será más sedentario.
 
Los días previos al parto, en general las perras se ponen más inquietas y buscan lugares escondidos para armar su nido.
 
¿Qué cuidados necesitará en este momento tan importante?
Durante este período es primordial brindarle afecto y que no sufra daños físicos ni emocionales, porque esto puede repercutir negativamente tanto en ella como en sus cachorros.
 
Luego de unos días posteriores al servicio, tenemos que suprimir ejercicios exigentes y comenzar paseos suaves. Pero es muy importante que no suspendamos su actividad física, porque la ayudará a mantener el tono muscular y a prevenir la obesidad.
 
También es muy importante hacer una consulta al veterinario para que realice un examen obstétrico completo. Este incluye: anamnesis, examen clínico general, palpación abdominal, auscultación abdominal, inspección de la vulva y vagina y ecografía.
 
¿Es necesario hacer cambios en su alimentación?
Sí, el manejo de la nutrición es fundamental en este período. No sólo a nivel de la calidad, sino también en cuanto a la cantidad que tendremos que ajustar, porque es frecuente que aumente el apetito debido a un aumento de sus requerimientos nutricionales.
 
Generalmente se recomienda pasar a una fórmula de cachorros. Pero no debemos hacerlo sin consultarlo primero con el veterinario, quien sabrá indicarnos cuál es el alimento ideal, y ajustará la dosis del mismo.
 
¿De qué depende la cantidad de crías que tendrá?
El número de cachorros por camada depende de varios factores:
· Tamaño: las perras de mayor porte son propensas a tener un número mayor de cachorros, ya que tienen un útero más grande que puede albergar mayor cantidad de bebés.
· Genética
· Edad: los partos son más numerosos en general entre los 2 y 4 años de vida.
· Momento del servicio.
 
Fuentes:
Información veterinaria
Red Naturaleza
Sobre perros
El Bulldog inglés

Si te interesó este artículo, también te van a gustar estos

Etiquetas: , , , , ,

Un comentario en “Preñez y gestación canina” Sumá tu comentario

  1. graciela benitez dice:

    me encantan sus articulos siempre los leo preferentemente los de caninos me enloquecen los perros, son lo mas