El Leonberger

El Leonberger
La semana pasada te presentamos a la famosa raza de los perros rescatistas que llevan el barrilito en el cuello. Hoy es el turno de unos hermosos parientes de ellos, los perros de raza Leonberger.
 
¿Se conoce su origen?
En realidad su historia es un tanto incierta. De todos modos, la teorías más aceptada afirma que es un perro natural de Alemania y que su principal antepasado es el Dogo del Tíbet, que fue cruzado con el San Bernardo y el Terranova.
 
Pero, más allá de su origen, se sabe que una vez que se estableció el estándar, está raza desempeñó tareas de salvamento en zonas montañosas y también ha cumplido funciones de socorrista.
 
¿Cómo es físicamente?
Esta es una raza grande, de cuerpo bien proporcionado.
 
Peso: 59 a 77 kg para los machos y 45 a 59 kg para las hembras.
Altura: entre 74 y 79 cm, los machos, y entre 69 a 74 cm, las hembras.
Lomo: sólido.
Extremidades: musculosas.
Cabeza: estrecha, más profunda que ancha.
Ojos: oscuros, de expresión bondadosa.
Orejas: de inserción alta, son planas y colgantes.
Cola: tupida. La lleva colgando.
Pelo: es de doble capa. La exterior es semi-suave o áspera, tupida, bastante larga y lisa o ligeramente ondulada. En cambio, la capa de subpelo es bastante densa.
Color: leonado con máscara negra u oscura.
 
¿Qué carácter tiene?
Los ejemplares de esta raza son perros muy sensibles y cuidadosos. Por ejemplo, si están jugando con un niño y este comienza a llorar, se aparta rápidamente ante la posibilidad de haberle hecho daño. Siempre están atentos a que nada les suceda a los más pequeños. Sumado a esto y gracias a su extrema tranquilidad, son fácilmente domesticable. Además, su gran agilidad los convierte en excelentes salvavidas.
 
Son muy amistosos, porque les encanta que la gente cercana a ellos esté feliz. Por eso, no son temerosos ni agresivos con los extraños, sino todo lo contrario. Esto no quita que sea un muy buen perro guardían, porque son muy buenos a las hora de proteger a su familia.
 
¿Cuáles son los cuidados a tener en cuenta?
Los Leonberger aman dar largas caminatas y viajar, por eso es aconsejable sacarlos a pasear, además de que tenga un gran espacio para jugar.
 
En cuanto al cuidado de su pelo, es importante cepillarlo con un cepillo de dientes ancho todos los días, porque la capa de subpelo puede albergar parásitos. Y en relación a la higiene, hay que ser muy cuidadosos con las orejas y los dientes, que deben ser cepillados una vez por semana.
 
Y en invierno hay que evitar los baños, porque como a los perros de esta raza les encanta el agua, al tener una edad avanzada puede padecer enfermedades de tipo reumático.
 
¿Qué alimentación debe recibir?
Como todo perro de raza gigante, necesita de una alimentación adecuada a sus necesidades. Por tal motivo se recomienda fórmulas desarrolladas para su tamaño de raza, calificado como gigante (Giant).
 
Su nutrición debe apuntar al cuidado de su salud osteoarticular, con una excelente relación de calcio y fósforo, combinada con glucosamina, vitamina C, sales de manganeso y metilsulfonilmetano, que colaboran a mantener saludables los huesos y las articulaciones de los perros de raza gigante.
 
También debe mantener sus músculos fuertes, incorporando en su dieta, proteínas de alta calidad que favorecerán el mantenimiento de una excelente masa muscular fuerte y magra.
 
¿Qué lo que más te gustó de estos hermosos perritos? ¡Contanos!
 
Fuentes:
Mundo animalia
Sobre Perros
Facilisimo

Si te interesó este artículo, también te van a gustar estos

Etiquetas: , ,

2 personas ya comentaron en “El Leonberger” Sumá tu comentario

  1. juan carlos dice:

    Muy bueno el comentario sobre esta magnifica raza : leonberger . Hermoso animal .

  2. Judith Savio dice:

    Es HERMOSOOOOO, yo tengo 1 hembra de una raza bastante parecido PASTOR DEL CAUCASO, son adorables en todo sentido !!!!! muy recomendable, como guardian, cariñoso como un osito, pero hay que tener lugar para que no sufra.