Consejos acerca de las mudanzas

Consejos acerca de las mudanzas
Si las mudanzas son hechos traumáticos en algunos casos para los humanos y entendemos los motivos que nos llevan a ellas, imaginemos el impacto producido sobre nuestros perros y gatos.
 
En primer lugar deberíamos saber si en el lugar al que nos vamos a mudar aceptan mascotas. Es aconsejable visitar el lugar en ese momento con minuciosidad para poder identificar posibles peligros o vías de escape para nuestros amigos de cuatro patas.
 
Tenemos que prestar atención a patios abiertos, balcones, puertas de fácil apertura, etc. y tomar las medidas de protección adecuadas a cada animal.
 
Es clave asegurarnos de que nuestros animales cuentan con una medalla de identificación con nuestro número telefónico y el prefijo de área. Esto nos va a servir no solamente por si se llega a perder nuestro mejor amigo, sino también por si se extravía estando con nosotros de vacaciones.
 
Resueltas estas cuestiones, nos queda la parte de la mudanza propiamente dicha.
 
Si bien existen empresas que realizan mudanzas de mascotas, nuestra recomendación es que llevemos nosotros mismos a nuestro perro o gato, o que lo mude un amigo de confianza del animal.
 
Evitemos las horas de calor extremo y evitemos el acceso a la comida unas horas previas, para evitar vómitos durante el viaje.
 
Unos días antes podemos colocar en los diferentes ambientes de la nueva casa elementos de juego o colchones para dormir que usan habitualmente nuestras mascotas y de ese modo cuando lleguen a su nuevo hogar los olores les resultarán familiares. También podemos colocar feromonas de uso veterinario, que les generen una sensación de bienestar.
 
Aconsejamos que, si tenemos la posibilidad de hacerlo, los resguardemos en un cuarto aislado de los movimientos propios de la mudanza.
 
Las cajas que vamos descartando pueden ser un excelente juguete para nuestros gatos mientras nos mudamos.
 
En el caso de los perros aconsejamos que use juguetes que ya conozcan, que les de familiaridad.
 
Los primeros días debemos tenerles paciencia hasta que ellos, igual que nosotros, se sientan a gusto en el lugar al que hemos cambiado.
 
Es probable que dejen de comer, tengan conductas anormales para ellos y conflictos de convivencia si son varios.
 
Los perros y gatos pueden tornarse agresivos gruñendo, mordiendo, desobedeciendo y en caso de ser introvertidos o nerviosos, pueden demostrar el estrés vomitando, enfermándose o presentando diarrea. Incluso pueden descargar el estrés sobre sí mismos mordiéndose, lamiéndose o masticándose hasta producir lesiones en su piel, o sobre nosotros o nuestros muebles.
 
De persistir los síntomas de estrés nuestro consejo es consultar al Médico Veterinario para que que nos recomiende los mejores pasos a seguir.
 
Fuente:
Dto. Técnico Vitalcan

Si te interesó este artículo, también te van a gustar estos

Etiquetas: , ,

Un comentario en “Consejos acerca de las mudanzas” Sumá tu comentario

  1. Marìa dice:

    Muy útil la nota,saludos