El Pomerania

El Pomerania
¿Cuál es su origen?
Su nombre procede de Pomore o Pommern, que significa “junto al mar”, le fue dado en tiempos de Carlomagno y es el mismo que el de su región de origen, que se encuentra al norte de Polonia y Alemania y está bañada por el mar Báltico. Esta raza también es conocida como Spitz enano alemán o Lulú de Pomerania.
 
Pertenece a la familia de los Spitz, que fueron los primeros perros de compañía. Vivieron en los poblados lacustres de la Europa prehistórica junto a los hombres. Su función era guardar, cazar, arrastrar trineos y acompañar a los nómadas. Al esparcirse por toda Europa la raza evolucionó de distintas maneras según la región. Así surgieron cinco variedades de Spitz, de las cuales el Pomerania es la más pequeña.
 
La Reina Carlota de Inglaterra introdujo en la nobleza de su país al Pomerania, pero no llevó esta raza a la fama internacional. Eso fue tarea de su nieta Victoria, que volvió de unas vacaciones en Florencia, Italia con un Pomerania llamado Marco.
 
¿Cómo es físicamente esta raza?
Actualmente el pomerania es pequeño gracias a la crianza selectiva. De todos modos, sigue siendo robusto y aún posee el pelaje característico de los perros de climas fríos.
 
Pesa alrededor de 1.4 a 3.2 kg y su altura al cruz es de 18 a 22 cm, según las normas del AKC. Es la raza nórdica más pequeña.
 
Posee un aspecto similar al del zorro, ya que su cabeza tiene forma triangular. Sus orejas son pequeñas y alzadas. Una de las características principales de la raza es su cola, curvada sobre el lomo, de portada alta y horizontal.
 
Tiene pelaje de doble capa. La interior es densa y suave y la exterior es larga, lacia y más áspera. Los machos cambian la capa inferior una vez al año. En cambio, las hembras lo hacen sólo durante el celo, tras dar a luz y en épocas de ansiedad.
 
Sus colores son varios. Pero los más comunes son el blanco, el negro, el crema y el naranja.
 
¿Cómo es su comportamiento?
Los perros de esta raza son activos y alegres, ya que tienen mucha energía. Si bien parecen animales muy independientes, son extraordinariamente leales.
 
Son muy territoriales, por lo que difícilmente acepten la presencia de otros animales. Con los extraños suelen ser muy desconfiados y celosos. También es importante no malcriarlos porque pueden volverse caprichosos con facilidad.
 
Son excelentes guardianes y con sus agudos ladridos alertan rápidamente sobre la presencia de intrusos. Por eso es importante, educarlos correctamente desde cachorros, porque de lo contrario pueden convertirse en ladradores incansables. Son muy inteligentes y bastante obedientes, por lo que aprenden rápidamente con órdenes directas.
 
¿Qué cuidados necesita?
Su pelo es muy similar al del Pekinés, por lo que es esencial cepillarlos por lo menos dos veces por semana para que no se enmarañe.
 
Es recomendable cuidar periódicamente sus orejas y uñas, al igual que realizarle sólo baños estacionales para evitar la pérdida de aceites esenciales puede dañar la piel y el pelaje.
 
Al ser propensos a los problemas dentales, como le sucede a la mayoría de las razas “Toy”, es recomendable cepillarles los dientes como mínimo una vez a la semana.
Necesita ejercicio regular y bastante actividad. Y en verano, si habita en zonas cálidas, hay que prestarles especial atención para evitar los golpes de calor.
 
¿Cómo es su salud?
Por lo general, los Pomerania son saludables, resistentes y longevos. Suelen vivir entre 12 y 16 años.
 
Las enfermedades congénitas a las que podemos estar atentos junto a nuestro Veterinario de confianza, son la luxación de rótula, el síndrome de Legg-Calvé-Perthes, la displasia de cadera, el hipotiroidismo, la queratoconjuntivitis seca, los desórdenes en los conductos lacrimales y cataratas. También debemos cuidarlos de las enfermedades de la piel, especialmente las alergias y la displasia folicular.
 
¿Ya conocías a estos chiquitines super simpáticos? ¡Contanos!
 
Fuente:
Mundo Animalia
Mascotarios
Hogar Útil

Si te interesó este artículo, también te van a gustar estos

Etiquetas: , ,

Los Comentarios estan cerrados.