Los guías más fieles y compañeros

Perros guía
¿Qué pasaría si no pudiéramos ver más que oscuridad o tinieblas? 39 millones de personas en el mundo padecen ceguera y 246 millones baja visión, algunos desde su nacimiento y otros por traumas o enfermedades. Y, si bien los otros sentidos se agudizan, no sustituyen al sentido faltante.
 
Por eso, los perros son adiestrados para guiar a personas no videntes o disminuidas visuales graves. Ellos son sus ojos.
 
Como ya te contamos en la nota “Perros guías: una historia de solidaridad”, esta actividad se inició hace muchos años atrás. Pero formar un perro guía no es tarea fácil. Requiere un entrenamiento de largo plazo y su costo económico es muy elevado. Los perros seleccionados para este fin, deben ser equilibrados, dóciles, inteligentes y no ser asustadizos. Las razas elegidas suelen ser Pastor Alemán, Golden Retriever y Labrador Retriever. Por lo general son hembras, porque son más disciplinadas y no se distraen tanto como un macho al ver una hembra en celo, por ejemplo.
 
Su entrenamiento, que se realiza entre los 14 y los 16 meses, se basa en el concepto de “desobediencia inteligente”, así el animal es capacitado para ayudar a su dueño de la forma correcta, aunque esto requiera ir en contra de sus instrucciones. Además se les enseña a caminar siempre adelante y a la izquierda que su dueño.
Luego de un riguroso proceso de selección y de meses de entrenamiento, los perros guía estarán listos para trabajar. En este período se familiarizan con todos los obstáculos posibles y con el uso del arnés especial que llevan.
 
La espera de un perro guía suele demorar varios años porque no son muchos los perros aptos para esta actividad y hay pocas escuelas en el mundo. Una vez asignado su nuevo dueño se entrenan con él durante 3 meses más. Si todo funciona bien entre ellos y se logra establecer el vínculo de confianza mutua, se firma un acuerdo, con el compromiso de llevarlo al veterinario periódicamente.
 
Estos perros podrán viajar en trenes, autos, aviones, cruceros, colectivos, según la legislación vigente en cada país. En Argentina, se sancionó en mayo de este año, la ley que les permite ingresar y permanecer en espacios públicos y privados.
 
Por último, cuando veamos un perro guía con su amigo humano, no lo toquemos ya que está trabajando y tampoco debemos tocar su arnés, ni su correa.
 
Fuentes:
Perros Guía
SeeingEye

Si te interesó este artículo, también te van a gustar estos

Etiquetas: , ,

2 personas ya comentaron en “Los guías más fieles y compañeros” Sumá tu comentario

  1. cristina silvano dice:

    hola quiero saber algun lugar en la sona de oeste un lugar p que mi hijo aga terapia com el perra o enseñan a los perros este es mi telefono 02374630195 sino estoy dejen el comtestador

    • Vitalcan dice:

      ¡Hola Cristina! Hasta donde pudimos verificar, lamentablemente en Argentina aún no hay escuelas para perros guías. Si estás consultando por lugares de zooterapia, no estamos en contacto con ninguna organización como para recomendarte, pero encontramos esta información en internet y tal vez pueda ser de ayuda: http://deperrosgatosyalgomas.blogspot.com.ar/2008/01/diecciones-de-zooterapia-en-buenos.html
      Está publicado hace bastante tiempo, pero esperamos que sea de utilidad. ¡Saludos!