Mitos sobre perros, segunda entrega

Mitos sobre perros, segunda entrega
En la entrega anterior, profundizamos sobre algunos mitos que existen entorno al mejor amigo del hombre.
 
Hoy es momento de encargarnos de otros ocho mitos y conocer un poquito más a los perros.
 
El movimiento de la cola en los perros indica que están contentos.
Esto es así cuando lo hacen enérgicamente acompañado de un meneo del tren posterior. Pero es importante tener presente que no solamente mueven la cola cuando están “contentos”. Si mueven la cola llevando las orejas hacia atrás y gruñendo o mostrando los dientes, puede ser que estén por atacar.
Además, los perros tienen al lado del ano unas glándulas llamadas perianales que liberan feromonas al ser estimuladas por el movimiento de la cola.
 
La saliva de los perros es curativa
No. Por eso, si tenemos una herida debemos usar antisépticos adecuados y eventualmente consultar a un médico. La saliva de los animales pueden ser un medio de transmisión de enfermedades infectocontagiosas, algunas muy graves como por ejemplo la rabia.
De todos modos, la saliva cumple importantes funciones a nivel bucal al mantener un ph adecuado, al facilitar la cicatrización de la mucosa bucal lesionada. Además, influye en la función gustativa, mantiene una buena lubricación de la cavidad bucal, protege de infecciones a la boca gracias a su contenido enzimático y, por supuesto, interviene en el proceso digestivo.
 
Los perros ven en sepia
Todavía no hay un concepto unificado al respecto. Algunos estudios recientes indican que los perros podrían distinguir algunos colores, pero no los perciben como los humanos, sobretodo en el caso de los violáceos azulados y los amarillos verdosos, por ejemplo.
 
Sí se afirma que los perros están capacitados para distinguir distintas tonalidades de gris, lo que les da ventajas a la hora de moverse en situaciones de poca luz.
 
No hay que olvidar que la vista no es el sentido más desarrollado en los perros, como sí lo son el oído y el olfato.
 
“Perro que ladra, no muerde”
Esto no es del todo así, porque ya de por sí el ladrido es un signo de excitación y nerviosismo. No podemos predecir si un perro en estado de alteración por una determinada situación no terminará mordiendo.
 
Hay que conocer particularmente al animal para deducir cómo podría reaccionar. Siempre hay que ser muy prudentes y no perder el control frente un perro agresivo.
 
La castración provoca aumento de peso
Es cierto, porque los animales se vuelven más sedentarios al tener cambios en sus hábitos de conducta y también porque su metabolismo se ve influido por cambios en los niveles hormonales. Pero se puede prevenir con el consumo de alimentos balanceados reducidos en calorías y con la práctica de ejercicios periódicos.
 
Los perros mestizos son más resistentes a las enfermedades.
En el caso de los mestizos se reducen las degeneraciones debidas a los lazos de consanguinidad. Además, en situación de calle sobrevive el más fuerte, porque existe una selección natural que se va transmitiendo de generación en generación. Pero, de todas maneras, no hay que descuidar en absoluto el plan sanitario en caso de que nuestro amigo de cuatro patas sea mestizo. Todos los perros necesitan los mismos cuidados básicos.
 
Los perros no necesitan abrigo en invierno.
Por lo general, no es necesario. Pero hay situaciones en las que hace falta, como en el caso de los cachorritos, de los perros “viejitos”, que no realizan mucha actividad física y no regulan bien la temperatura, o de los animales enfermos. También es cierto que los perros de razas pequeñas son más friolentos que los de raza grande. Y, además, influye mucho el hábitat y la crianza; un perro que vive en un departamento calefaccionado y tiene que salir a la calle va a sufrir más el frío que uno que vive en la cucha del jardín.
 
Los perros comen pasto para purgarse.
Como la ingesta de pasto produce en general vómitos, se extendió la idea de su función purgante. Otra idea muy popular es que lo hacen para equilibrar la dieta, lo cual es totalmente falso, porque los alimentos balanceados que se consiguen en la actualidad en veterinarias son de excelente calidad y, por lo tanto, no es necesario suplementar con fibras. La teoría más aceptada actualmente es que lo perros que tienen este hábito pueden padecer enfermedades digestivas.
 
Si tenés dudas sobre algún otro mito sobre perros, ¡contanos y te ayudamos a despejarlas!

Si te interesó este artículo, también te van a gustar estos

Etiquetas: ,

Un comentario en “Mitos sobre perros, segunda entrega” Sumá tu comentario

  1. Alcira dice:

    Estoy convencida que mi perro Coco (boxer) diferencia el color rojo, ya que elige las flores solo rojas para comerlas o jugar, no las de otro color. Ademas le encanta mi cubre cama rojo, si la cubro con una sabana para que no la ensucie la saca y se hecha sobre la roja
    .