Fobia a los ruidos: un mal de perros y gatos


Si bien en los últimos tiempos cada vez más especialistas hablan de fobias, ¿sabías que se puede manifestar en perros y gatos? Así es, muchas de nuestras mascotas son fóbicas a los ruidos.
 
¿Qué es la fobia?
La fobia es un miedo persistente, profundo y excesivo. La característica principal de la fobia es que la respuesta es extremadamente desproporcionada en relación con el estímulo. El miedo a los ruidos es un sentimiento de aprensión asociado con los sonidos fuertes. El comportamiento del miedo puede ser normal o anormal, según el contexto.
 
Los animales más susceptibles a este comportamiento suelen ser los adolescentes y ancianos, siendo las razas más sensibles el collie y el ovejero.
 
Algunos ruidos, especialmente los fuertes o súbitos producen un conjunto de reacciones como ser: salivación excesiva, defecación, micción, destrucción de objetos, temblores, intentos de escapar, movimientos de un lado a otro o paralización, ocultamiento, vigilancia aumentada y/o vómitos. Todos estos signos pueden afectar el bienestar de la mascota.
 
En caso de los gatos, específicamente, los signos más típicos son el escape y ocultamiento, marcación con orina y posible agresión.
 
¿Cómo se diagnostica y cuál es su tratamiento?
La información sobre antecedentes de temor o fobia a los ruidos es suficiente para diagnosticarlo. En cuanto al tratamiento, es muy importante no dejar sola a una mascota fóbica a los ruidos si se sabe que estará expuesta a estos.
 
Por otra parte, debemos brindarle un lugar tranquilo y confiable para esconderse o escapar ante algún ruido que le produzca fobia; este debe ser un lugar que minimice la intensidad de los ruidos y que sea tranquilo.
 
De todas formas, ante estos comportamientos, se debe concurrir al veterinario quien indicará los pasos a seguir y determinadas técnicas para la modificación de la conducta, de acuerdo al animal. También puede llegar a indicar determinados medicamentos (ej: ansiolíticos) o terapias alternativas (acupuntura, homeopatía, etc.)
 
Es importante tener en cuenta que no se debe castigar al animal asustado, ya que esto probablemente agrave la situación.
 
¿Es posible prevenirlo?
Si, lo es. Para ello se debe exponer a los cachorros a distintos estímulos, incluida toda clase de ruidos, en niveles seguros, para que se acostumbren. No colocar a los animales en situaciones que puedan causar una experiencia traumática. Como regla general no se debe exponer a la mascota directa y repentinamente a eventos ruidosos, sino hacerlo gradualmente para que se acostumbre con el tiempo.
 
Fuente:
“Comportamiento de perros y gatos”, de Debra Horwitz y Jacqueline Neilson

Si te interesó este artículo, también te van a gustar estos

Etiquetas: , , ,

5 personas ya comentaron en “Fobia a los ruidos: un mal de perros y gatos” Sumá tu comentario

  1. el comentario sobre la fobia en los perros es muy util ,tengo 4 perros todos adoptados en situacion de calle ,una de ellos ,se asusta en forma incontrolable con los truenos ,baja las cortinas ,arrnca los toma corrientes,ect,como tiene alrrededor de 10 años no quiero darle sedantes,en mayor problema es cuando ay tormenta y no estoy en casa para contolarla,me intereso la homeopatia ya que es mas inocuo me gustaria recibir informacion al respecto desde ya muchas gracias

    • Vitalcan dice:

      Estimada Nelida: Por lo que relatás, te recomendamos las flores de Bach. Son muy útiles y efectivas para estos casos, en breve estaremos subiendo una nota muy interesante sobre los miedos y las mascotas. ¡Saludos! Dra. Fernanda Endendyk

  2. Melina dice:

    Hola Vitalcan!! Bueno, esto tiene que ver con los cohetes de las fiestas. Mis gatos viven afuera, como les he contado, y en las fiestas, mi familia y yo vamos a la casa de mi abuelo y mis gatitos quedan solos, afuera. Les hace bien o esta mal que este afuera y solos?? Que puedo hacer?? Gracias!!

    • Vitalcan dice:

      Estimada Melina: Nosotros te recomendamos que queden al amparo de tu casa. Consideramos que no es bueno que queden solos y fuera, incluso puede ser peligroso para ellos. En algunos casos el miedo es tan intenso que pierden el rumbo por huir de dicha situación. Si podés dejalos dentro de casa. ¡Saludos! Dra. Fernanda Endendyk

  3. Tisha dice:

    MUY BUENO; SE ACERCAN DIAS DE MUCHO RUIDO DE BALDE…Y NUESTROS AMADOS AMIGOS SUFREN…GRACIAS