Enfermedad periodontal


IMPORTANCIA DE LA HIGIENE DENTAL Y LA MASTICACIÓN EN LA SALUD BUCAL. MANEJO NUTRICIONAL.
 
Inflamación de las encías e infección de los tejidos que rodean al diente que pueden generalizarse con algunas consecuencias.
 
Más del ochenta y cinco por ciento de los perros evidencian, en algún momento de su vida síntomas de lesiones que pueden afectar sus encías. Cuando las lesiones se extienden a todo el tejido que rodea al diente se conoce como ENFERMEDAD PERIODONTAL.
Comienza con la formación de la Placa Bacteriana, depositándose posteriormente minerales formando el sarro dental. Inicialmente se observa inflamación de las encías (Gingivitis), y posteriormente la inflamación e infección del tejido periodontal pudiendo llevar a la movilidad de la pieza dental. Hay que tener en cuenta que la infección originada en la cavidad bucal puede afectar a otros órganos comprometiendo la salud de todo el organismo.
 
Señales de alerta
· Mal aliento
· Cambio de color de los dientes
· Dificultad para masticar
· Sangrado de las encías
 
La Enfermedad periodontal se presenta habitualmente en los caninos entre los 7 – 8 años de edad. La presentación puede ser en forma aguda o crónica, dependiendo de las condiciones de vida del animal y de predisposición racial e individual. En las razas pequeñas (Maltés-Yorkshire, etc.) la evolución puede ser prematura pudiendo observarse periodontitis crónica en animales de entre 2 y 3 años de edad. En estas razas existe una predisposición racial que puede estar acentuada por la conformación anatómica de los maxilares y hábitos alimenticios (Alimento blando). Los propietarios de estas razas deben esmerarse en el cuidado de la boca de sus animales. La dentadura completa le brinda al animal una mejor calidad de vida. Es importante tener en cuenta que los dientes ayudan a contener la lengua. La pérdida de los incisivos provoca la caída de la lengua fuera de la boca, sufriendo falta de humectación y lesiones.
En los felinos la fisiopatología responde a los mimos factores, teniendo en cuenta que en esta especie se presentan procesos crónicos, como el granuloma eosinofilico, la resorción osteoclastica y las gingivo-estomatitis linfoplasmocitarias que también cursan con enfermedad periodontal, siendo en cambio entidades especificas y propias con etiologías diferentes. La formación del sarro dental conlleva a la enfermedad periodontal. Esto es progresivo a través del tiempo, comenzando con la formación de la placa bacteriana., depositándose progresivamente a través del tiempo los minerales.
 
La Placa Bacteriana Dental
 
Lesiona la encía
Destruye el ligamento periodontal y puede provocar la movilidad y pérdida de dientes.
La Placa Bacteriana se origina a partir de la diversidad de bacterias que existen en la boca.
 
Estas se fijan al esmalte de la corona dental forman la trama sobre la cual se depositan posteriormente los minerales de la saliva y de los alimentos formando el SARRO DENTAL o TARTARO (Odontolitiasis). El sarro formado desprende la encía del diente formando bolsillos donde se alojan y desarrollan las bacterias. El Sarro avanza hacia el alvéolo, la infección se extiende destruyendo el tejido que sostiene al diente (Tejido periodontal) produciendo dolor, inflamación gingival (sangrado), supuración (Piorrea) y movilidad de las piezas dentales.
 
En el Consultorio Veterinario tanto la Placa Bacteriana como el Sarro Dental, si son incipientes, pueden eliminarse sin mayor dificultad, mediante raspadores manuales o con Equipos ultrasónicos. En la mayoría de los casos requiere anestesia. Si la enfermedad periodontal es crónica generalmente se requiere, además de un tratamiento médicamentoso en base a antibióticos, un tratamiento quirúrgico que incluye la limpieza mecánica y el recorte de las encías.
La odontolitiasis (Sarro o tártaro dental) se produce entonces, en caninos y felinos, a partir de la placa bacteriana que se deposita en forma de fina película sobre el esmalte dental. Sobre esta placa bacteriana se depositan, principalmente los minerales de la saliva que puede estar favorecido por el pH salival, la dureza del agua de bebida, etc.
Una vez formada la placa, la formación del sarro esta favorecida, independientemente de la composición del alimento. El factor importante respecto al alimento, es la consistencia, ya que la masticación favorece la limpieza mecánica de las piezas dentales.
 
¿Cómo se puede prevenir?
 
Básicamente con una alimentación adecuada y con higiene bucal periódica.
Es aconsejable administrar el balanceado seco ya que la masticación de elementos consistentes actúa como barrido mecánico de los dientes.
Mediante la masticación se produce el barrido mecánico de la placa bacteriana de la superficie del esmalte dental. Según estudios realizados por la American Veterianry Dental Society el factor más importante en el mantenimiento de la higiene bucal es el efecto mecánico de barrido sobre la superficie dental (Masticación y uso del cepillo dental).
Hay que tener en cuenta que una vez instalado el sarro dental requiere una la limpieza instrumental de los dientes.
 
DR. ADALBERTO AMATO
Médico Veterinario Especializado en Odontología.
Especialista en Clínica de Caninos y Felinos. (Coleg. Vet. P.B.A)
Docente Especializado en la Enseñanza Universitaria. Carrera Docente. UBA
Cátedra de Anestesiología y Cirugía. Carrera de Veterinaria. USAL.

Si te interesó este artículo, también te van a gustar estos

Etiquetas: , , , , ,

Los Comentarios estan cerrados.