Llegó el momento de dar a luz

Llegó el momento de dar a luz
El momento del parto de cualquier animal es maravilloso. Y si la madre es nuestra gatita preferida, ¡mucho más!
 
En caso que tu gata esté preñada, tenés que tener en cuenta sus necesidades y prepararte para el día del parto y el cuidado en los días posteriores. Debes asegurarte que la gata y sus hijitos van a estar cómodos, seguros, calentitos y resguardados.
 
Antes de decidir cruzar a tu mascota es importante que la gatita no esté castrada, te aconsejamos no cruzarla en el primer celo, porque aún está atravesando cambios hormonales que impactan directamente sobre su crecimiento. También será importante que antes del celo se realice una visita de control a tu veterinario de confianza, para actualizar su libreta sanitaria. Y en caso que decidas castrarla tené en cuenta que la castración trae aparejados beneficios tanto en su salud, como en su conducta y dicho procedimiento puede realizarse desde los 6 meses de edad.
 
El período de gestación dura entre 58 y 69 días. Durante el mismo, es importante cambiar la dieta de tu gata, ofreciéndole un alimento formulado para cachorros. Esto es fundamental para poder cubrir todas sus necesidades nutricionales y que esté en buena condición física y la gestación se desarrolle sin problemas. No deberá recibir vacunas, desparasitaciones o medicamentos no recetados por su médico veterinario. Entre los 20 y 30 días de gestación, es recomendable realizar una ecografía para confirmar su preñez y a partir de los 50 días, volver a control para diagnosticar si será necesario programar una cesárea.
 
Unos días antes del parto, la futura mamá se mostrará intranquila y ansiosa. Empezará a ocultarse tratando de encontrar un lugar seguro para hacer su nido: un cajón, el placard o debajo de la cama podrían convertirse en su preferido. Como comentamos en la nota sobre el parto de los perros, el lugar que va a elegir, seguramente no sea el que a nosotros más nos guste, pero tenemos que respetar esa decisión y acompañarla.
 
Si tu gata llega al momento del parto naturalmente, ella hará el trabajo sola. Cuando el gatito nace, la madre lo lame para quitarle los restos de placenta y líquido amniótico que le pueda haber quedado en el pelaje. Generalmente el tiempo aproximado de nacimiento entre gatito y gatito, es de 45 a 60 minutos, aunque puede ser menor.
 
En caso que se presenten dificultades durante el parto, podés intervenir para ayudarla. Por ejemplo si un gatito se atora en el canal de parto y la mitad de su cuerpito queda dentro de la madre, hay que ayudar tanto a la mamá como al cachorro, con movimientos suaves al ritmo de las contracciones uterinas de la gata, de esa manera evitaremos desgarrar a la mamá. Si tu gata no limpia al gatito y éste no respira, podrás frotarlo enérgicamente para estimularlo y cuando esté estable podrás dejarlo junto a la mamá para que empiece a amamantar a su bebé. Con esta imagen, nos daremos cuenta de que todo salió bien.
 
En el caso que no la podamos ayudar hay que llevarla de inmediato al veterinario.
 
Vos, ¿viviste algún parto de tu mascota?
 
Fuente:
www.cat-pregnancy-report.com
www.peteducation.com

Si te interesó este artículo, también te van a gustar estos

Etiquetas: , ,

Los Comentarios estan cerrados.