Enfermedades parasitarias (Parte II)


Como ya te contamos en Parte I estas enfermedades se producen por diversos tipos de parásitos y, a raíz de esto, afecta de diferente forma a nuestras mascotas.
 
Hoy continuaremos el desarrollo de los síntomas y tratamiento que indican los médicos veterinarios, para los parásitos más frecuentes en felinos.
 
Protozoos: A este grupo de parásitos, pertenece el Toxoplasma Gondii, Eimeria, Isospora y Sarcocystis, entre otros.
 
Toxoplasma Gondii: este parásito, puede evolucionar de dos maneras, un ciclo enteroepitelial (es decir, que tiene lugar en el epitelio del intestino), que solo sucede en los felinos, y en el extraintestinal.
 
En el primer caso, dentro del intestino del gato, se reproducen los parásitos, en forma de ooquistes -este es un tipo particular de quiste, específico de estos parásitos-. Estos, son eliminados con las heces, pero en un estadio muy temprano de su crecimiento, y necesitan un tiempo de esporulación (reproducción mediante esporas) para hacerse infectantes.
 
El segundo ciclo, que se da por fuera del intestino, es significativamente menos infeccioso para los gatos domiciliarios que para los callejeros, ya que la principal fuente de contaminación es la ingesta de alimentos o vísceras de animales de carnicería con quistes que no han sido destruidos debido a la cocción insuficiente o a verduras mal lavadas.
 
Hay una tercera forma de contagio que se da a través de conjuntiva, muco oro-nasal-respiratoria y percutánea. Es decir, a través de la piel.
 
Los signos de esta enfermedad son la pérdida de masa muscular, disminución del apetito, letargia, hipertermia, hepatitis, diarrea, pancreatitis, linfoadenopatías.
 
A nivel del sistema nervioso central, el Toxoplasma Gondii, produce incoordinación, convulsiones, alteraciones conductuales y posturales.
 
El diagnóstico debe hacerse con Panleucopenia, PIF, VIF y VILEF, entre otras. A su vez, se hace un diagnóstico por examen de heces, pero entre el cuarto y el décimo cuarto día. El tratamiento se realiza según el criterio del veterinario.
 
Isospora y Eimeria (Coccideos): afecta a los gatos más jóvenes, y la mayoría de los casos se dá en gatos que provienen de lugares en estado deficitario de higiene, donde se concentran gran cantidad de animales.
 
Los signos son la diarrea con mucus y sangre. Algunos casos pueden ser acompañados por vómitos acuosos. Luego de 10 o 15 días, los síntomas pueden desaparecer, pero tienen regresión espontánea.
 
Diagnóstico: se realiza por hisopado de heces y extendido o por flotación. El tratamiento requiere de Sulfa y se debe realizar en todos los animales de la casa.
 
Cryptosporidium: este tipo de parasito toma como huésped principalmente a animales jóvenes y/o inmunosuprimidos; es decir, con pocas defensas en su organismo. No es un parásito específico de los gatos y es zoonótico (puede transmitirse a los humanos).
Los signos son la anorexia, la diarrea y el decaimiento. El tratamiento es sobre los síntomas.
 
Giardias: son parásitos que se localizan en el intestino delgado y en el duodeno. A veces, puede ser una enfermedad asintomática. Pero, otras, puede presentar diarrea continua y líquida, además de pérdida de peso, heces con mucosidad y olor fuerte. La inmunidad del hospedador juega un rol importante en el control de la enfermedad. Así como la competencia por el sustrato con otros parásitos y la flora intestinal.
 
Diagnóstico: como en la mayoría de los casos anteriores, mediante el análisis de la materia fecal (análisis coproparasitológico). La muestra debe ser, como mínimo, de 3 días alternos, ya que los quistes se eliminan de forma intermitente.
El tratamiento será indicado por el veterinario, con el uso de Metrodinazol.
 
Te recordamos que, en todos los casos, es fundamental que ante la menor irregularidad que notes en el comportamiento de tu mascota, consultes a tu veterinario de confianza.

Si te interesó este artículo, también te van a gustar estos

Etiquetas: , , , ,

4 personas ya comentaron en “Enfermedades parasitarias (Parte II)” Sumá tu comentario

  1. julieta dice:

    mi gata murio sin saber de que era parte de mi ser , cambie de veterinario ella empezo a adelgazar mucho estaba hecha una piltrafa, el nuevo veterinario le puso 4 sueros en 7 horas cuando me la lleve a casa estaba hinchada y a la noche murio sufrio muchisimo ya hace 6 meses y mi corazon esta roto .

    • Luciana Ferre dice:

      tranquila q ella seguro se dio cuenta q la estabas tratando de ayudar…fuerza!

  2. cristina salinas dice:

    tengo un gato que tiene mas de 9 años humano.esta ciego las cataratas le an cubierto los dos ojitos hay veces que se ensucia en cualquier lugar sera x la vejez,tiene gran apetito y buena audicion

    • Vitalcan dice:

      Estimada Cristina: te recomendamos que le hagas controles cada 6 meses con su veterinario, así podrá evaluar su estado general de salud. No te olvides que a ésta edad ya tienen que comer alimento especial para gatitos de mas de 7 años, que se denominan “Senior”. ¡Saludos!