Pablo Picasso y su gran amor Lump


Ya te contamos sobre el gran amor de Freddy Mercury por sus gatos. Hoy, nos adentramos en el mundo de las artes plásticas, con el maravilloso Picasso y su devoción por los perros.
 
Pablo Picasso es, sin dudas, uno de los artistas más conocidos del siglo XX. Nacido en Málaga, España, en 1881, Picasso llegó a la fama con un estilo novedoso, moderno y revolucionario para el arte. Pero, además, de su gran carrera, tenía otra pasión: los perros.
 
El pintor español, tuvo muchos perros, durante toda su vida. Pero hubo, sin dudas, uno especial. Se llamaba Lump, un Duschund, obsequiado por el fotógrafo David Douglas Duncan, gran amigo de Picasso.
 
El gran amor de Picasso por el perro salchicha, comenzó, incluso, antes de conocerse. En una cena entre Picasso, su mujer y Duncan, este le dijo al pintor que le iba a regalar a su perro, porque no se llevaba bien con los otros. Picasso preguntó, entonces, si alguna vez había tenido su propio plato de comida. Al escuchar que siempre había compartido el plato, Pablo Picasso hizo un cuadro, en ese mismo momento, de Lump y su propio comedero. La pintura llegó a ser conocida por todo el mundo del arte.
 
Ya en la cima de su carrera, el artista adoptó a Lump. Su amor era tan profundo, que este salchicha era el único perro con el que Picasso podía trabajar e, incluso, dormían juntos.
 
El pintor pensaba que Lump era más que un perro, era distinto a una persona, era, simplemente, otra cosa. Capaz de dar cariño, compañía y, al mismo tiempo, vivir en su propio mundo.
 
Durante seis años vivieron juntos en La Californie, en Cannes. Pasaron unos maravillosos años juntos, hasta que Lump, falleció en 1973 (10 años antes que el pintor).
 
Sin embargo, Lump vive en el museo Picasso de Barcelona, en la forma del perro en la variación de la obra clásica Las Meninas.
 
¿Conocés algún otro artista con tanta pasión por los animales?
 
Fuentes:
* www.independent.co.uk
* www.biografiasyvidas.com
 
Foto: David Douglas Duncan, Picasso & Lump: A Dachshund´s Odyssey (2006)

Si te interesó este artículo, también te van a gustar estos

Etiquetas:

2 personas ya comentaron en “Pablo Picasso y su gran amor Lump” Sumá tu comentario

  1. raquel alicia chiecher dice:

    yo tuve varios salchichas, todos y cada uno de ellos dejó su marca en mi vida. Son perritos muy inteligentes y cariñosos, aunque también tienen su carácter! Jamás voy a olvidarlos!

  2. mirta dice:

    Tengo 63 años desde los quince ando con salchichas,,algunos no fueron puros,hace ma s de 9 años tengo uno puro y machito.Para mi es la raza mas buena ,fiel compañera..amo a mi salchicha,,,en fin amo a todos lo animales