De tal palo, tal astilla


Según un artículo sobre obesidad, que estuvo circulando en distintos medios, la Asociación de Prevención de la Obesidad en Animales (APOP) demuestra que el 54% de los perros y los gatos de Estados Unidos sufren de sobrepeso o de obesidad como sus dueños; ya que también quedo demostrado que tres cuartos de la población de ese país es obesa o tiene sobrepeso.
 
Como bien sabemos, la obesidad no es solo un problema estético. Hay muchos riesgos de salud asociados a esta condición. Pero, por suerte, son todos evitables.
 
Las causas de la obesidad de nuestras mascotas son -como en el caso de los seres humanos- genéticas, hormonales, metabólicas, alimenticias y, también, por sedentarismo.
 
Tal como explica el estudio realizado por APOP en Estados Unidos, lo que sucede muchas veces, es que los perros y los gatos adoptan nuestros propios hábitos alimenticios: no respetan los horarios habituales para comer, comen en exceso, consumen alimentos de mala calidad -como la comida chatarra- y de gran valor calórico o no mastican la comida.
 
Otro hábito que ayuda a ganar peso es el sedentarismo. Solemos pasar gran parte del día sentados en la oficina o frente a la televisión. Y es poco común –cada vez menos- que hagamos ejercicio físico, vayamos al gimnasio, juguemos al fútbol o caminemos. Por lo tanto, tampoco sacamos nuestras mascotas de paseo.
 
Si bien la obesidad es un desorden alimenticio que está creciendo en los perros domésticos y tiene graves consecuencias, afortunadamente se puede revertir con una alimentación adecuada y ejercicio.
 
Lo más importante es darnos cuenta a tiempo. Por eso te damos algunas pautas para verificar a simple vista si tu perro está excedido de peso:
• Es difícil palparle las costillas
• Al tocarle el abdomen tiene falta de retracción
• Su cintura está poco marcada
 
Si presenta alguno de estos signos, estamos ante un perro obeso. En este caso, es imprescindible que consultes a tu veterinario para que él determine los pasos a seguir.
 
Actualmente, existen alimentos creados especialmente para promover la reducción de peso sin afectar el volumen de masa muscular.
 
Si querés saber más sobre este tema, te dejamos un video:
 

 
Fuente:
www.petobesityprevention.com
Fogle, Bruce. Perros. Editorial El ateneo. Buenos Aires, 2010.

Si te interesó este artículo, también te van a gustar estos

Etiquetas: , ,

3 personas ya comentaron en “De tal palo, tal astilla” Sumá tu comentario

  1. GRACIELA dice:

    EXCELENTES COMENTARIOS !!!!!!!! APRENDO DE ELLOS .

  2. pri dice:

    kierpo
    un perrito