Ping pong del amor a las mascotas: Oki Doki


Hoy les presentamos a Oki Doki, un simpático perrito que no hace más que confirmar el amor incondicional que tienen las mascotas por sus dueños. Su mamá, Ángela Farfan, nos cuenta que gracias a él salvaron su vida en una oportunidad.
 
¿Cómo llegó a tu hogar?
Fuimos a compartir un asado entre amigos, y él llegó muy chiquitito persiguiendo por detrás a un amigo nuestro. Entró y se compró a todos los invitados. Como nadie podía llevárselo decidimos hacerlo nosotros y, desde entonces, nos alegra todos los días.
 
¿Hace cuánto tiempo están juntos?
Desde febrero de 2011, ya hace 1 año.
 
¿Cómo se te ocurrió ponerle ese nombre?
Primero le pusimos “Nene”, y no sé cuántos más, pero al final elegimos “Oki doki” porque nos recordaba a un perro que falleció.
 
¿Qué es lo que más te gusta de él?
Su alegría cuando nos ve llegar y la fidelidad que siempre nos demuestra.
 
¿Cuál fue su mayor travesura?
Destrozar todo un paquete de papel higiénico.
 
¿Come alimento balanceado o comida casera?
Si, come de todo. Sobre todo alimento balanceado.
 
¿Duerme adentro o afuera?
Siempre se las arregla para dormir dentro de la casa, escondiéndose debajo de la cama.
 
¿Qué les gusta hacer juntos?
Salir a la puerta de nuestra casa y mirar como van pasando las personas todas las tardes.
 
¿Cuál es su paseo favorito?
Ir por el barrio saludando a todos nuestros vecinos.
 
¿Cuál es su mejor anécdota juntos?
Estábamos todos durmiendo en la casa y, en un momento, mi perro nos despierta lamiéndonos la cara. Lo hacía porque se estaba incendiando el calefón eléctrico del baño. Gracias a ello pudimos apagar el fuego a tiempo y ventilar la casa porque estaba llena de humo. Por eso agradecemos el día que llegó nuestro amor, Oki Doki.
 
¡No te pierdas los próximos Ping Pong ganadores!

Si te interesó este artículo, también te van a gustar estos

Etiquetas: , ,

Un comentario en “Ping pong del amor a las mascotas: Oki Doki” Sumá tu comentario

  1. Luis dice:

    Los perros son lo mejor que hay, amigos leales hasta lamuerte, te quieren como sos: gordo, flaco, pobre, rico, bueno, malo, no te juzgan: solo te quieren. Luis.